Oligoamnios

La Dra. Gala Melgar nos habla sobre el oligoamnios. Llamamos oligoamnios u oligohidramnios cuando, en un embarazo, existe una cantidad de líquido amniótico menor que la esperada para las semanas de embarazo en las que se encuentra una mujer.

Se puede producir en cualquier momento del embarazo, aunque casi siempre ocurre en el tercer trimestre. Es más frecuente y se desarrolla más rápidamente en embarazos postérmino (más de 42 semanas o más de 2 semanas tras la fecha probable de parto), ya que en este momento, la placenta puede empezar a envejecer, y puede disminuir la cantiad de líquido amniótico.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?
Algunos casos son por causas maternas, otros causas fetales (del bebé) y en algunos casos no se conocerá la causa. La mayoría de los casos, se van a presentar en el tercer trimestre, y no tienen una causa identificable.

CAUSAS FETALES (del bebé): La cantidad de líquido amniótico se regula principalmente por:
– La producción de líquido amniótico por la orina del bebé
– La disminución de líquido cuando el bebé traga el líquido amniótico.
Si hay algún problema que impida orinar o tragar al bebé, se alterará la cantidad de líquido.

Causas asociadas al EMBARAZO: si se produce una alteración en la placenta que no permite el paso adecuado de líquido y sustancias de la madre al bebé, también se puede reducir el líquido. Esto ocurre en algunas enfermedades como preeclampsia, o cuando la placenta envejece porque el embarazo dura más de lo esperado: más de dos semanas tras la fecha probable de parto.

En otros casos, se produce una ROTURA DE BOLSA ANTES DEL PARTO, produciendo la fuga de líquido. Si es un bebé sano, seguirá produciendo líquido, y en ocasiones si la rotura de bolsa se cierra o se sella de nuevo, puede volver a ser una gestación normal. (Ver vídeo correspondiente a “Rotura prematura de membranas”)

CAUSAS MATERNAS: algunos medicamentos pueden disminuir la producción de líquido, por lo que están contraindicados en el embarazo. Por esto y otros motivos, en el embarazo es importante consultar con tu médico sobre cualquier medicación que estés tomando o vayas a tomar. También algunas infecciones, como el citomegalovirus, podrían tener esta consecuencia (tu médico investigará si se trata de alguna de estas causas).

¿CÓMO SE DETECTA?
Se puede sospechar si el tamaño del abdomen es menor de lo esperado para la edad gestacional, o si se sospecha que se ha roto la bolsa. Cuando hay menos líquido también suele haber disminución de movimientos fetales y en ocasiones podrás sentir que el bebé se mueve menos.

El diagnóstico se confirma por ecografía, haciendo una medición de la cantidad de líquido. En caso de detectar disminución de líquido amniótico, dependiendo de la severidad y de la semana de embarazo en la que te encuentres, tu ginecólogo/a iniciará pruebas de estudio para intentar averiguar la causa y te explicará los controles a seguir.

¿ES PELIGROSO PARA EL BEBÉ?
Es más peligroso cuando se produce en el segundo trimestre, ya que los bebés necesitan tener líquido amniótico para poder desarrollar sus pulmones. También necesitan el líquido para poder moverse y evitar malformaciones, que se podrían producir si la falta de líquido se mantiene durante mucho tiempo.

En el tercer trimestre, los pulmones ya están formados así que es menos peligroso en ese sentido, pero hay que vigilar que el bebé se encuentre bien a pesar de la disminución de líquido.

¿PUEDO HACER ALGO PARA MEJORAR LA SITUACIÓN?
Es muy importante que asistas a los controles mínimos del embarazo: ecografía de las 12 semanas, ecografía de las 20 semanas y ecografía del tercer trimestre, para poder detectar si existe alguna anomalía en tu embarazo.

Si, por las características de tu embarazo precisas más controles, tu médico te lo indicará.

No está demostrado el hecho de que beber más agua vaya a aumentar la cantidad de líquido que produce tu bebé, al menos de manera prolongada, así que por el momento no es una recomendación. Lo que si debes mantener es un consumo de agua saludable y recomendado para mujeres embarazadas de 2-3 litros diarios.

EL EMBARAZO ¿TERMINARÁ ANTES?
Va a depender de la causa y la severidad del oligoamnios. Pero en embarazos con bebé y mamá sanos, sin otras alteraciones que la disminución de líquido, se suele ofrecer inducción el parto en torno a la semana 37 de embarazo, o más tarde si se diagnostica más tarde.

¿TIENE QUE SER UN PARTO POR CESÁREA?
Si no hay otra indicación de cesárea, el oligoamnios en sÍ mismo no es una indicación de finalización del embarazo mediante cesárea.

Se puede iniciar una inducción del parto con intención de parto vaginal, que se logrará en la mayoría de los casos. Durante el parto, se hará un control estrecho de bienestar materno y fetal.

Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más temas que te pueden interesar...

Aborto precoz

Parto vaginal tras cesárea

ECO del tercer trimestre

ECOGRAFÍA SEMANA 20

0
¿Tienes alguna duda? Deja tu comentariox