Embarazo, parto y lactancia

Vómitos y embarazo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter

HIPEREMESIS GRAVÍDICA: VÓMITOS EN EL EMBARAZO
RECOMENDACIONES HIGIÉNICO-DIETÉTICAS
La Dra. Melgar nos habla sobre la hiperemesis gravídica y cómo evitarla

Más información, otros vídeos, pocast, PDFs y más……. AULAGINECOLOGIA.COM
(Síguenos también en Facebook, Twitter y en el Instagram @aulaginecologia).

¿QUÉ ES?
Las náuseas con o sin vómitos son muy frecuentes al inicio de la gestación (90% de las mujeres embarazadas) sobre todo durante los primeros meses, y suelen mejorar en la segunda mitad del embarazo.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?
Vómitos diarios, en ocasiones varias veces al día. Pueden asociar pérdida de peso y deshidratación, sobre todo cuando los vómitos impiden tolerancia a alimentos sólidos y líquidos.

¿DEBO REALIZAR ALGUNAS PRUEBAS?
No son siempre imprescindibles, pero cuando los vómitos son muy intensos, debes ir al médico para comprobar que éstos no son causados por otra patología. Será tu médico el que decida qué exámenes realizar, y éstos pueden incluir análisis de sangre, orina, y ecografía para comprobar el estado y las características de la gestación.

¿CÓMO SE TRATA?
Depende de la gravedad de los síntomas. Normalmente se puede tratar con medicamentos de manera ambulatoria y cambios en la dieta y la manera de administrar la comida.

¿QUÉ ALIMENTOS DEBO TOMAR?
– Evita bebidas con gas, irritantes (alcohol, café) o ácidos.
– Evita bebidas calientes.
– Excluye temporalmente aquellos alimentos que te producen náuseas o vómitos.
– Elige alimentos ricos en proteína o carbohidratos y bajos en grasa.
– Evita al inicio comidas caldosas como sopas, leche, zumos.
– Puedes tomar helados de polo o polos con jengibre.

¿CÓMO ORGANIZO LAS COMIDAS?
– Varias comidas al día en 5-7 tomas en cantidades pequeñas.
– Inicia la tolerancia con alimentos secos como galletas, pan tostado, cereales de desayuno.
– Es preferible la toma de alimentos suaves, preparados al vapor, hervidos o a la plancha.
– Si las náuseas se producen siempre en el mismo momento del día, cambia los horarios de las comidas.
– Reposa después de las comidas al menos una hora, sentada o incorporada 45º. Y evita acostarte inmediatamente después de comer.

OTRAS COSAS QUE PUEDEN AYUDARTE A SENTIRTE MEJOR
– Come en cuanto sientas apetito, o incluso antes de sentirlo.
– Come despacio, masticando debidamente los alimentos en un ambiente tranquilo.
– Evita cocinar tu misma y pídele a otra persona que prepare la comida.
– No utilices ropa ajustada.
– Mantén un buen estado de hidratación: bebe pequeñas cantidades a sorbos pequeños o con una cuchara cada 10-15 minutos, a lo largo de todo el día.
– Puedes cepillarte los dientes inmediatamente después de comer.
– Toma las vitaminas a la hora de acostarse con algo de alimento, no por la mañana.
– Evita cosas que te desagraden o te hagan sentir náuseas como habitaciones con muchas personas, olores fuertes, lugares calientes o ruidos fuertes.
– A veces funciona oler aromas como el limón, la menta o la naranja.
– Algunas publicaciones hablan del beneficio de las bandas de “acupresión” en la muñeca.

¿CÓMO RECUPERO LA NORMALIDAD EN LA DIETA?
A medida que cesen las náuseas y vómitos, se puede introducir paulatinamente:
– Pan, pasta, arroz y patata en general son bien tolerados.
– Verduras primero hervidas o al vapor con aderezos ligeros. Posteriormente ensaladas y verduras crudas, más difíciles de digerir.
– Frutas enteras o en zumo, incluyendo al final las ácidas (naranja, Kiwi, mandarina) y con mayor contenido graso (coco, aguacate).
– Lácteos inicialmente desnatados o bajos en grasa (ej. Queso fresco), y progresivamente los que contienen más grasa: leche entera, quesos, yogures enteros, postres lácteos…
– Carnes, pescados, huevos: preferible el consumo de carnes y embutidos magros.
– Dentro de lo posible, intenta variar la alimentación.

¿SE PUEDE PREVENIR?
Tomar vitaminas antes del embarazo o tempranamente en el embarazo puede ayudar a prevenir las náuseas y vómitos. Lo importante es que esas vitaminas incluyan al menos 400 microgramos de ácido fólico.

¿ESTARÁ BIEN MI BEBÉ?
Los medicamentos que se administran durante la hiperémesis son seguros para el bebé y no deberían causar problemas. A veces cuando se ha mantenido durante mucho tiempo, los recién nacidos de madres con hiperémesis gravídica, tienen un peso un poco menor a la media, pero no se ha demostrado que esto suponga un problema para el desarrollo posterior del bebé.

Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Quizás te pueda interesar...

Versión cefálica externa

Corioamnionitis

Mitos del embarazo

Aborto precoz

ESTREÑIMIENTO EN EMBARAZADAS

Control del embarazo normal

0
¿Tienes alguna duda? Deja tu comentariox