Signos de alarma en preeclampsia

SIGNOS DE ALARMA EN PREECLAMPSIA

La Dra. Gala Melgar nos cuenta que, la preeclampsia es una enfermedad que puede surgir durante el embarazo, normalmente a partir de los 5 meses, y se caracteriza por un aumento de la presión arterial materna, pérdida de proteínas por la orina y daño a algunos órganos como el hígado y los riñones.

SIGNOS DE ALARMA DE LA PREECLAMPSIA:

HIPERTENSIÓN: Es habitual que, si te diagnostican de preeclampsia, tu médico te pida que te controles la tensión arterial. Sigue las recomendaciones de tu médico en cuanto a la frecuencia de las tomas de tensión, pero no hace falta que las superes. Si por ejemplo, te dijeron que tomes la tensión dos veces por semana, no es necesario que lo hagas dos veces al día. Si la Tensión arterial sistólica (la alta) es mayor de 140, o la diastólica (la baja) mayor de 90, trata de reposar unos minutos. Muchas veces la tensión está más alta simplemente porque estamos nerviosos. Si a pesar del reposo la tensión sigue alta, acude al servicio de Urgencias.

EDEMA (HINCHAZÓN): Es muy habitual que las piernas se hinchen al final del embarazo. Sin embargo, si la hinchazón es muy rápida, especialmente en las manos y la cara, puede ser un signo de alarma. Aunque es común experimentar algo de hinchazón en las extremidades inferiores durante el embarazo, un edema súbito puede ser una señal de alarma.

DOLOR EN LA PARTE SUPERIOR DEL ABDOMEN: Este dolor, especialmente si se localiza en el lado derecho, puede indicar problemas hepáticos. Sin embargo, no te asustes, la mayoría de las veces, este dolor se debe a la acidez o al reflujo, típicos del embarazo.

VISIÓN BORROSA O ALTERADA: Cambios en la visión, como visión borrosa, visión doble, destellos de luz o pérdida temporal de la visión, son signos de alarma. Si ocurre alguno de ellos, debes tomar la tensión en ese momento, y si está elevada, o los síntomas se mantienen, debes acudir a Urgencias o contactar con tu médico en ese momento.

DOLOR DE CABEZA INTENSO: Un dolor de cabeza muy intenso y persistente, que no mejora con el descanso o analgésicos comunes, como paracetamol, puede ser indicativo de preeclampsia.

NÁUSEAS O VÓMITOS: Si bien las náuseas son comunes en el primer trimestre, un resurgimiento repentino o vómitos en el segundo o tercer trimestre puede ser preocupante.

DISMINUCIÓN DE LA MICCIÓN: Orinar menos de lo usual o notar una disminución significativa en la cantidad de orina puede indicar problemas renales. Puede ayudarte controlar la cantidad de líquido que bebes y comprobar que estás orinando una cantidad parecida de líquido.

DIFICULTAD PARA RESPIRAR: La falta de aliento, sensación de asfixia o dolor en el pecho deben ser evaluados con urgencia.

 

¿CUÁNDO ACUDIR A URGENCIAS?

Si has sido diagnosticada de preeclampsia y presentas alguno de los síntomas mencionados anteriormente, debes acudir a urgencias inmediatamente. La rapidez en el tratamiento y la intervención médica son esenciales para prevenir complicaciones más graves para la madre y el feto, como el síndrome HELLP, eclampsia (convulsiones), problemas en el riñón, hígado o complicaciones cardiovasculares.

No esperes a tener múltiples síntomas o a que estos empeoren. Ante el primer signo de alarma, debes buscar atención médica. La preeclampsia puede progresar rápidamente, y una intervención temprana puede hacer la diferencia en el buen desenlace para la madre y el bebé.

Suscribirse
Notificar por
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Más temas que te pueden interesar...

Legrado uterino

Introducción a la anticoncepción

Dolor en las relaciones

Virus Papiloma (VPH) y Cáncer

0
¿Tienes alguna duda? Deja tu comentariox